En este caso, una mujer de 33 años, madre de dos hijos, sufrió lesiones incapacitantes cuando la conductora culpable perdió el control de su coche en la autopista, provocando un grave accidente de tráfico.

A pesar de que la compañía de seguros del demandado, CSAA, contrató a un médico consultor que testificó que la demandante tenía hallazgos objetivos mínimos de lesiones en el examen, GJEL Accident Attorneys convenció a CSAA de que la credibilidad de la demandante con respecto a sus síntomas, como se refleja consistentemente en su extenso expediente médico, confirmaba la realidad de sus graves lesiones. La demandante recuperó 100.000 dólares.

Foto del autor

Andy Gillin se licenció en la Universidad de California en Berkeley y se licenció en Derecho en la Universidad de Chicago. Es el socio gerente de GJEL Accident Attorneys y ha escrito y dado conferencias en el campo de la ley de lesiones personales de los demandantes para numerosas organizaciones. Andy es un abogado de homicidio culposo muy reconocido en California.