La demandante en este caso era una mujer de 64 años que resbaló y se cayó mientras caminaba por la zona común de un centro comercial. Los abogados de accidentes de GJEL utilizaron informes de seguridad del centro comercial, fotografías y numerosas declaraciones de testigos y partes implicadas, para demostrar que la caída de la demandante se debió a productos de limpieza de coches rociados negligentemente en el suelo por un concesionario de coches local que había expuesto coches en el centro comercial y los había retirado poco antes de la lesión de la demandante. GJEL Accident Attorneys también se reunió con los cirujanos tratantes de la demandante con el fin de demostrar que sus dos cirugías de columna lumbar posteriores al accidente fueron necesarias por la caída, a pesar de que había sido sometida a una cirugía lum bar ocho meses antes de su caída. La demandante, que se vio obligada a retirarse de su trabajo como gerente de un comercio minorista debido a sus lesiones, recuperó 705.000 dólares.

Foto del autor

Andy Gillin se licenció en la Universidad de California en Berkeley y se licenció en Derecho en la Universidad de Chicago. Es el socio gerente de GJEL Accident Attorneys y ha escrito y dado conferencias en el campo de la ley de lesiones personales de los demandantes para numerosas organizaciones. Andy es un abogado de homicidio culposo muy reconocido en California.